Particulares

Los abogados de la asociación Afschrift aconsejan tanto a los particulares como a las sociedades y a las personas jurídicas en el conjunto de sus actividades.

Particulares

 Organización patrimonial y planificación sucesoria

Una buena organización de su patrimonio personal es indispensable actualmente y le permite en efecto:

  • proteger sus haberes personales contra la acción de terceros, cualquiera que sea, y en particular frente a una administración fiscal con poderes cada vez más amplios;
  • separar su patrimonio privado de su patrimonio profesional, con el fin de evitar que los riesgos vinculados a sus actividades profesionales amenacen su bienestar y el de su familia;
  • organizarse a nivel marital y familiar con el fin de preservar los intereses de cada miembro de su familia, especialmente en caso de familias recompuestas o de matrimonios sucesivos;
  • garantizar la perpetuidad de su empresa en la transmisión a los sucesores que usted haya elegido;
  • minimizar el impacto de los derechos de sucesión, que pueden todavía resultar especialmente gravosos en algunas situaciones.

 

Para para ser eficaz, esta estrategia organizativa debe establecerse a medida. Por lo que se refiere a los asuntos de sucesión, también debe aplicarse cuanto antes. Tendrá en cuenta el grado de complejidad de su situación personal, el alcance de su patrimonio y la composición de su familia, sus objetivos a corto y largo plazo y, por supuesto, las leyes vigentes. Según los casos, esta estrategia aplicará técnicas simples como la donación, o más sofisticadas, como la constitución de un trust o de una fundación.

Actividades profesionales

El ejercicio de una actividad profesional sigue siendo, para la mayoría de los particulares, su principal fuente de ingresos. Ahora bien, en nuestro país, la fiscalidad y la parafiscalidad penalizan hoy excesivamente estos ingresos, sobre todo cuando la actividad se ejerce como persona física.
La aplicación de una estrategia de máximo aprovechamiento fiscal es pues esencial para reducir en la medida de lo posible tal presión fiscal. Concebida en cumplimiento de la legalidad, esta estrategia sacará partido de todas las soluciones existentes: ventajas en especie, seguros de grupo, pensión individual complementaria, opciones sobre acciones…

En caso de actividad profesional independiente, incluida la de los dirigentes de empresa, el máximo aprovechamiento fiscal irá acompañado a menudo por la constitución de sociedades, las cuales se benefician en efecto de una imposición ventajosa. Esto permite la creación de un patrimonio distinto para el ejercicio de la actividad profesional, lo cual constituye una medida ventajosa en términos de fiscalidad y genera asimismo seguridad a nivel civil.